lunes, abril 26, 2010

Destrozada POV Daniela

Me levanté con una gran sonrisa en la cara.  Ahora, Alfredo y yo cumpliamos 7 meses de ser novios, los mejores 7 meses de mi vida.  Revisé mi celular segura de que tendría un mensaje de Alfredo, porque ya se le había hecho tradición de que en todos nuestros aniversarios me mandaba un mensaje a las 12:00 pm.  Sentí muchas cosas a la vez: sorpresa, tristeza, preocupación, y sorpresa otra vez.  No había recibido ningún mensaje.  Yo tomé la iniciativa y le mandé uno, esperando a que me lo contestará, pero nunca lo hizo. Resignada, bajé a desayunar y mi mamá vió mi cara de: WTF!


-¿Qué tienes hija?- me dijo preocupada.



-Nada mamá, es solo que ahora cumplo 7 meses con Alfredo- le dije confundida.

-Pero deberías de estar feliz- 


-Si, creo que si.  Lo estoy- le dije segura- mamá, iré a la casa de Alfredo para llevarle mi regalo, ¿me puedes llevar?- le dije con una sonrisa.


-Claro que si- me dijo y en cuánto terminé de dasayunar, salí disparada a mi cuarto, me cambié y nos fuimos.  Llegamos y me bajé.  Mi mamá me dijo que le hablará cuando quisiera que fuera por mi.  Toqué la puerta y me recibió la mamá de Alfredo.


-Hola señora- le dije dándole un beso en el cachete y con una sonrisa.


-Ya te he dicho que no me llamo señora- dijo en tono apagado.


-Perdón- le dije de verdad, porque ella sonó como si de verdad le hubiera dolido.


-Ya no importa- dijo y nos quedamos en la puerta, yo esperando a que ella me invitará a pasar y ella como que: ¿a que hora te vas?


-¿Esta Alfredo?- le dije después de un silencio MUY incómodo.


-Si, pero no se si quiera recibirte- dijo bajando la cabeza.


-¿Mande?- le dije enojada e indignada.  ¿Qué le pasaba?


-Mamá, déjala pasar- oí que dijo Alfredo desde las escaleras.


-¿Seguro?- le dijo su mamá.


-Si- dijo Alfredo después de un suspiro.  Me abrió la puerta y fue entonces que me di cuenta de que algo pasaba, y no era algo para nada bueno.  Alfredo empezó a subir las escaleras y yo lo seguí hasta su cuarto.  Se sentó en la cama y me hizo señas de que me sentara también.


-Alfredo, ¿qué pasa?- le dije después de un rato en silencio.  Entonces lo miré a la cara y ví que estaba REALMENTE destrozado.  Me asusté demasiado.  Fue como si el no estuviera ahí, como si esa alegría que siempre lo embargaba, hubiera desaparecido.  Tenía los ojos hinchados y rojos rojos rojos, como si hubiera estado llorando toda la noche en lugar de dormir.


-Daniela, nos tenemos que dar un tiempo- no entendí sus palabras.cuando dijo eso, sentí como si una estaca de hierro estuviera atravezando mi corazón.  Mis lágrimas empezaron a caer por si solas, como si yo no las pudiera parar.


-¿Porqué? ¿qué fue lo que hice mal?-


-Tú no hiciste NADA mal, al contrario, fui yo- dijo y se le quebró la voz.


-De seguro fue por lo de anoche, ¿verdad?- le dije enojada recordando lo que había pasado, deseando que no se lo hubiera pedido.

-No, nada que ver- dijo negando con la cabeza y con una sonrisa de: pobre ingenua.


-Alfredo, la verdad no te entiendo, no entiendo lo que me pides- dije con un indicio de lágrimas en los ojos.


-Daniela, sólo necesito un tiempo, necesito un tiempo para sabes si...- se cayó el mismo y no terminó la frase.


-No, dime Alfredo, ¿un tiempo para saber si me quieres?- le dije ahora enojada, mis lágrimas empezaron a brotar en ese momento.  En su cara se vio tristeza, como si quisiera consolarme.


-No Daniela, no es eso-


-¡¿Entonces que es?! Alfredo, tu sabes que yo no creo en los tiempos, así que decide ahora, o cortas conmigo, ¡o me dices que chingados esta pasando!- le dije sin poder aguantar gritarle.


-No Daniela, no me hagas esto- dijo en tono de súplica.


-¿Qué no te haga qué? Alfredo, tú no sabes cuánto trabajo me esta costando estar aquí, hablando sobre nuestro rompimiento, el día en que cumplimos, o cumpliamos, la verdad ya ni se, 7 meses de noviazgo, sin soltarme a llorar.  Tu sabes que eres lo mejor que ha pasado en mi vida y no entiendo lo que me pides.  Si ya no te gusto, solo dímelo, dame una razón, ¡se un hombre y dime lo que de verdad tienes!- al ver que se quedo sin habla, proseguí-  ¿sabes algo Alfredo? me voy, ya no puedo estar aqui- le dije mientras me paraba, le deje el regalo que traía en su cama y salí.  El solo se quedó viéndome.


Salí y ni siquiera volteé a ver a su mamá.  Caminé sin un rumbo fijo y cuando ya no pude más, me tiré en la banqueta, a llorar como nunca antes lo había hecho en mi vida, si tan siquiera estuviera en mi casa, pero no, estaba en la banqueta de un lugar desconocido, y para acabarla, tirada y mojada ya que desde ayer no había parado de llover.


¿Cómo pudo hacer esto? sólo habían tres posibles razones: o ya no me amaba o algo había hecho yo mal o se había vuelto loco.  Éste era el peor dolor que había presenciado en toda mi vida.  Dicen que el mayor sufrimiento para una madre es cuando su hijo se muere.  Yo digo que el mayor sufrimiento para alguién como yo, era perder al amor de su vida.


-Daniela, ¿eres tú?- dijo alguién y ni me molesté en mirar, porque conosía esa voz de memoria.  Abrí los ojos sólo para comprobar que no me había vuelto loca y cuando me vio sus ojos se le salieron de las casillas.  Me cargó hasta su carro y no supe a donde me llevaba, sólo estaba consiente de que no hablaba, algo no típico en el.


-¿No me vas a preguntar qué es lo que tengo?- le dije entre sollozos.


-¿Eso cambiaría algo?- me dijo Matt mirándome a los ojos.  Me dio en que pensar.


-No, creo que no cambiaría nada, pero me quiero desahogar- le dije después de un momento.


-En ese caso, ¿qué fue lo que pasó?- me dijo con una sonrisa.  Le conté todos los detalles y el se limitaba a suspirar y a decir: ¡No! o cosas como esas.


-Y la verdad, Matt, necesito estar en casa para poder desahogarme con mi almohada- le dije sin poder aguantar las lágrimas. 
--------------------------------------------------------------------
Pff................... 
lo se, no me maten!
No he subido una entrada desde el 11 de abril !!
16 días! (si es que se restar 8-) )
Y me fui de vacaciones a Phoenix, esa fue una de als razones,
otra fue que me castigaron ¡porqué siempre estoy aquí! xD
y no me dejaron usarla por 1 semana ¡1 FUCKING SEMANA SIN COMPUTADORA!
ni siquera se lo imaginan :C
y no saben como me costó escribir esta entrada, la más corta de la historia debo decir, ya qué primero hice el capítulo con el POV Alfredo, y estaba difícil explicárselo a Daniela 8-)
Y luego, ¡CORTARON! bueno, no es oficial, pero ¡CORTARON! de seguro quieren matar a Alfredo en este momento, pero en el próximo cap. querrán matar a Alejandra (si, la ex)

Bueno, prometo que el próximo capítulo estará mejor y que lo publicaré pronto,
ya que ya lo tengo escrito y me muero por ver su reacción xD

Bue, me voy, esperando sus comentarios y que no me matén xD
Adioshin♥

6 comentarios:

M·e·l·i dijo...

No sé si matar a Alfredo o... tal vez a ti xD jaja no broma... La cosa es que ya quiero saber a quien voy a matar *cara de diablito* porque quiero saber que le pasa a Alfredo!! pobre Daniela :(

Besos!!

((J@cK¡E)) :D dijo...

pobechita daniela :(
que le pasa a alfredo?
q tiene q ver la ex ¬¬
ay q lindo matt :)
sube pronto porfa q estoy confundida ^-^

V.Alice dijo...

SNIF SNIF!! T·T que tristeza no puedo leer nada triste por que las lagrimas atacan jaja AMO tu historia y si tienes TODA la razon quiero matar a Alfredo jeje mil besos

mel dijo...

hola me encanto el cap.
aunq un poco corto pero no importa
estoy confundida
publica pronto ok
oye pasarias x mi blog?
mylifelove-mel.blogspot.com

Daniela dijo...

No importa, igual me gusto :D Besos♥
Publica pronto

Betzabé!!! dijo...

O_O Ya me perdí... leí y releí el capítulo anterior, pero no pude entender tus intenciones ocultas xD

Sí!!! Obvio te mencioné en mi post de primer aniversario, ¿cómo no? si siempre me levantas el ánimo con tus comentarios en el blog de Violeta!!!

Bueno, yo vendré en la siguiente entrada, a ver si se me reacomodan las ideas y entiendo qué sucede.